Banca ética

 

 

 

La banca ética es el conjunto de intermediarias financieras cuya oferta de servicios no está condicionada exclusivamente al criterio de rentabilidad-riesgo. Además, en algunos casos tiene una estructura de gobierno fundamentada en la participación cooperativa.

Este tipo de banca surge como parte de los movimientos de economía alternativa que pretenden una economía real y cuyas actividades produzcan un impacto social o medioambientalmente positivo. Por economía real se entiende toda aquella actividad económica no especulativa y fuera de los mercados secundarios. Esto es que los proyectos financiados con el crédito de la banca alternativa deberán generar directamente bienes o servicios.

Dichos objetivos se pueden garantizar gracias a: unos órganos decisorios especialmente diseñados para ello, y una transparencia radical. En referencia a la transparencia, es una herramienta fundamental para mantener la credibilidad de la banca alternativa. En dichos bancos hay gran accesibilidad a la información de los proyectos beneficiaros del crédito concedido. Así, la relación ahorro-préstamo es especialmente sana y evidente. Respecto a los órganos decisorios, hay dos modelos dominantes: en el primero la toma de ciertas decisiones está condicionada a la aprobación por parte de un comité ético, y en el otro a la aprobación por parte de una asamblea en la que todo usuario tiene derecho a voto.

Existen diferentes modelos de banca que forman parte de la banca alternativa.2 Podemos hacer una simplificación clasificándolos en los siguientes grupos:

Banca ética

Conjunto de intermediarias financieras que cumple los objetivos citados anteriormente (economía real e impacto positivo para la sociedad) y tienen un organigrama tradicional, es decir, el derecho a voto depende de la participación en el capital social o de la proporción de activos poseídos respecto al total emitido, un ejemplo de estas entidades son Triodos Bank o Caixa Pollença.

Banca ética, cooperativa o ciudadana

Conjunto de intermediarias financieras que cumplen los objetivos citados anteriormente (economía real e impacto positivo para la sociedad) y tienen un sistema de gobierno asambleario en el que todo usuario del banco tiene un voto de igual peso, sin considerar el capital invertido en dicha institución. Una persona, un voto. Suelen tener una mayor acogida en las asociaciones del Tercer sector que entre particulares y empresas. Algunas de estas instituciones no tienen ficha bancaria y se constituyen como cooperativas de crédito, un ejemplo de estas entidades son Proyecto FiareBanca Popolare EticaCoop-57OikocreditLa Nef, entre otras.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s